Real Academia Nacional de Medicina

Recomendaciones de la RANM sobre el lenguaje médico

Imprimir

accidente cerebrovascular, escritura adecuada

Diccionario de Términos Médicos - Recomendaciones y consultas publicadas por Fundéu.

La expresión accidente cerebrovascular se escribe en minúscula y sin espacio ni guion entre cerebro y vascular, mientras que las siglas con las que se puede abreviar dicha expresión (ACV) se escriben con mayúscula.

Sin embargo, en la prensa se leen frases como «Las personas que se marean al levantarse o que repentinamente tienen una baja de presión arterial podrían tener mayor riesgo de sufrir un Accidente Cerebrovascular», «Después, le sobrevino un accidente cerebro vascular que acabó por postrarla» o «Su padre estaba ingresado a causa de cáncer, anemia y un reciente ACV (accidente cerebro-vascular)».

Los nombres de las enfermedades se escriben en minúscula, a excepción de los sustantivos propios que puedan incluir. Sin embargo, cuando aparecen abreviados mediante siglas, todas las letras de estas se escriben en mayúscula.

Por otra parte, el adjetivo cerebrovascular es un término compuesto que, al igual que cerebroespinal, cefalorraquídeo o vasodilatador, se escribe en una sola palabra, es decir, sin separación entre los dos elementos que lo constituyen.

Así pues, en los ejemplos anteriores lo adecuado habría sido escribir «Las personas que se marean al levantarse o que repentinamente tienen una baja de presión arterial podrían tener mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular», «Después, le sobrevino un accidente cerebrovascular que acabó por postrarla» y «Su padre estaba ingresado a causa de cáncer, anemia y un reciente ACV (accidente cerebrovascular)».

Por último, resulta destacable que, tal y como se señala en el Diccionario de términos médicos de la Real Academia Nacional de Medicina de España, la expresión accidente cerebrovascular presenta el mismo significado que el sustantivo ictus, con el cual se designa una enfermedad cerebral aguda que posee un origen vascular. En frases como «El accidente cerebrovascular o ictus es la principal causa de discapacidad en adultos», queda evidenciado que ambas formas se emplean como sinónimos.